ACC  se constituye como una sociedad multidisciplinar, integrada por un nutrido grupo de economistas, auditores de cuentas, abogados y titulares mercantiles, con la misión de desarrollar las actividades propias de un administrador concursal, persona jurídica, definida en el artículo 27.2 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, reformada por la ley 38/2011, de 10 de octubre de 2011. De acuerdo con la Ley de Sociedades profesionales, nuestra firma está colegiada en los distintos Colegios Profesionales, correspondientes a la titulación de sus socios profesionales, los cuales acumulan una experiencia media de 25 años en el ejercicio de sus respectivas profesiones.

Como Administrador Concursal persona jurídica, en ACC pretendemos ocupar una parte significativa del espacio creado por la reforma concursal. Una de las principales preocupaciones de la reforma ha sido la regulación de la persona jurídica como administración concursal, que si bien no estaba vedada en la legislación anterior, en la reforma concursal ha experimentado un desarrollo importante, como así lo señala el propio preámbulo de la Ley, donde destaca que una de las medidas fundamentales de la ley radica en el reconocimiento de la persona jurídica como administrador concursal, ya que una de sus formas, la sociedad profesional, favorece el ejercicio de administrador concursal, por la pluralidad de profesionales que la integran, tanto del área económica como jurídica, cumpliendo con el principio de la necesaria formación y experiencia.

El papel de Administrador Concursal en el concurso de acreedores es esencial. Su papel se manifiesta en la relevante participación en el concurso, ya sea mediante la intervención de la facultades de administración y disposición sobre el patrimonio de la concursada o en la suspensión de facultades, según el régimen de facultades de disposición establecido por el juez del concurso.

Nuestra firma

ACC se constituye como una sociedad multidisciplinar, integrada por un nutrido grupo de economistas, auditores de cuentas, abogados y titulares mercantiles, con la misión de desarrollar las actividades propias de un administrador concursal.

Socios profesionales

Nuestros socios cuentan con una amplia experiencia en sus respectivas profesiones: economistas, auditores de cuentas, abogados y titulares mercantiles, basada en la eficacia, el rigor profesional y la metodología de trabajo, lo que les convierte en profesionales altamente cualificados.

Red de oficinas

Desde nuestra sede central en Las Palmas de Gran Canaria, coordinamos las actuaciones de todos nuestros socios en la provincia de Las Palmas y de Santa Cruz de Tenerife, disponiendo de oficinas abiertas en otras provincias.

Ética profesional

Todos los profesionales de ACC, además de estar obligados a la normativa que regula su actividad, están obligados al cumplimiento de las normas deontológicas aprobadas por sus respectivos Colegios y Corporaciones Profesionales.

 

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer